¿Sabes crear metáforas que realmente sirvan a la persona a la que tratas de ayudar?

Contar cuentos es fácil pero…

¿Te ha pasado alguna vez que la persona no ha conectado con lo que tratabas de facilitar mediante una metáfora?

¿Has tenido la sensación de que la persona realmente no estaba entendiendo nada?

¿Te ha pasado que no había un aprendizaje posterior?

¿Te ha pasado que te has quedado sin palabras, sin fluidez con las que conectar y crear relaciones entre historias y narrativas?

Beneficios de formarte en el uso de la Metáfora en la Práctica Clínica

  1. Entrenar tu capacidad de creatividad.

  2. Usar la historia de la persona para crear metáforas.

  3. Potenciar las estrategias y técnicas que ya conocías.

Utilizando el conocimiento de la historia de vida de la persona, serás capaz de crear metáforas para hacer más probable que la persona se involucre en sus áreas de valor.

 

Habilidades que adquieres

  • Describir y operativizar aprendizaje asociativo, operante y relacional.

  • Describir y operativizar la metáfora como un tipo particular de comportamiento relacional.

  • Desarrollar la capacidad de producción verbal.

  • Crear metáforas utilizando el lenguaje del otro.

  • Utilizar las metáforas como un medio para potenciar la consecución de los objetivos terapéuticos.

¿Ya te has matriculado? Dile a tus compañeros qué te ha parecido.