• TerapiasContextuales.Com

ENTREVISTA@Soyanalistaconductual: un ejemplo de comunicación en Análisis de Conducta.


Como sabéis los que nos lleváis leyendo un tiempo ya, estamos totalmente convencidos de que comunicar es esencial en nuestra disciplina. De poco sirve el conocimiento si nadie se encarga de hacerlo llegar a la sociedad y facilitar su puesta en práctica: de hecho, parafraseando a nuestro querido Carl Sagan, el conocimiento debe ser público, estar exento de prohibiciones o restricciones, con pocas excepciones se podría decir que los secretos son incompatibles con la ciencia y con la democracia.

En la publicación de hoy, os traemos esta entrevista que hicimos a nuestros compañeros del portal SoyAnalistaConductual, y el motivo es simple: les admiramos (y les envidiamos sanamente un poquito). Con una elegancia y sofisticación genial, dedican sus esfuerzos a un cometido crucial: comunicar sobre análisis de conducta en todos sus ámbitos.

TerapiasContextuales.com: A la hora de comunicar, sabréis tan bien como nosotros que hay un elemento que da mucho poder: la narrativa. Cualquier información o dato que vaya acompañado de una historia, simplemente resulta más fácil de hacer llegar a las personas. A nosotros, además, nos fascinan las historias; por eso mismo, queremos preguntaros por la vuestra, ¿cómo nace @SoyAnalistaConductual?

@SoyAnalistaConductual: Muchas gracias por el interés, estamos realmente felices de encontrarnos en el camino con colegas como ustedes que nos modelan y refuerzan diariamente. Nosotros somos un grupo de amigos que coincidimos hace algún tiempo porque durante nuestra formación en diferentes instituciones tuvimos un maestro y amigo ejemplar, quien ha sembrado en nosotros la semilla del estudio del análisis del comportamiento, y en conjunto con distintos compañeros se han dedicado durante más de 20 años a la divulgación de la ciencia.

En el programa participan el maestro Gustavo Rafael Canseco-Castellanos, las psicólogas y psicólogos Carmen León, Fabiola Santiago García, Edgar Omar Aguilar-Morales, Freddy Jossimar Hernández Sibaja y Jenny Mayte Pérez-López en Oaxaca en el Sur de México, Laura Adriana Bautista Hernández en Mérida, Yucatán, tu servidora Mónica Maldonado y la Dra. Tania Alfaro en la Ciudad de México, Lizett Barrero en Colombia y el Dr. Jorge Everardo Aguilar-Morales en la dirección general.

Nosotros creemos que la labor principal del científico del comportamiento además de mejorar la comprensión de nuestro fenómeno de estudio debe ser el desarrollo de una tecnología que permita la solución de los problemas ingentes de la comunidad.

Además, desde una perspectiva política creemos que el conocimiento científico debe ser desprofesionalizado, si el conocimiento servirá para oprimir solo lo deben saber unos cuantos pero si el conocimiento servirá para liberar lo debe tener todo el mundo.

Skinner decía que solo “distribuyendo el conocimiento científico tan ampliamente como sea posible conseguimos alguna seguridad de que no será monopolizado por ninguna instancia para su propio provecho” (Skinner, 1953 p. 406).

Por lo que debemos llevar el análisis de la conducta tan lejos como sea posible, debemos estar dispuestos a trabajar para crear una CULTURA CONDUCUTAL.

En ese sentido COMO CIENTÍFICOS los ANALISTAS CONDUCTUALES tenemos la responsabilidad de crear el mayor número de espacios para la divulgación de la ciencia. Aún es necesario trabajar para contar con espacios para difundir todos los esfuerzos científicos que se han realizado por años, en el mundo virtual: páginas web, redes sociales, canales de video, blogs, revistas, etc.; y también en el mundo real: desarrollando programas de licenciatura y posgrado y formación continua en psicología con una perspectiva científica, generando espacios editoriales, organizándonos profesionalmente, participando activamente en la vida política, sobre todo haciendo esfuerzos para generar políticas públicas que aseguren el uso de herramientas psicológicas basadas en la evidencia para resolver los problemas de la comunidad.

Aunque ahora se están incorporado con nosotros compañeros analistas de distintos países y estados de nuestro país, la mayor parte de nosotros originalmente vivimos en Oaxaca, una de las entidades del Sur de México con mayor historia y riqueza cultural pero también con grandes rezagos económicos y educativos. En esas condiciones, deben optimizarse al máximo los recursos tecnológicos disponibles, utilizarse herramientas de probada eficacia y diseñarse intervenciones breves que resulten socialmente relevantes y válidas. Cuando trabajas con poblaciones vulnerables debes luchar para que reciban servicios psicológicos que incluyan la tecnología conductual más avanzada. Esta población tiene derecho a recibir lo mejor. En este sentido, al enfrentarnos a esta realidad tuvimos que aprender a desarrollar esfuerzos de desprofesionalización y divulgación. Para el 99% de los estudiantes incluso de escuelas privadas resulta sumamente complicado adquirir un libro de 200 dólares sobre análisis de la conducta. Constituye un reto enorme para ellos la lectura de textos científicos en una segunda lengua o tercera lengua (para muchos el español ha sido la segunda), por lo que para los usuarios finales la posibilidad de acceder a este tipo de recursos se vuelve prácticamente imposible.

Estas circunstancias fueron moldeando nuestra conducta, de tal manera que tuvimos que organizarnos para acceder a lo mejor de la literatura científica actual, para traducir los textos que resultan más relevantes para nosotros y para la población con la que trabajamos; y para generar recursos didácticos tanto para nuestros estudiantes como para el público en general que resulten de fácil comprensión. Luego con la llegada de internet la posibilidades de divulgación se volvieron enormes, por lo que pensamos que podrían existir otros compañeros en otras latitudes que podrían tener las mismas problemáticas y que podrían beneficiarse de los recursos que generamos, así que abrimos uno de los portales que en su momento resultó uno de los más visitados sobre psicología científica español, sin embargo la llegada de las redes sociales implicó un cambio radical en la forma de concebir la interacción con otras personas a través de medios electrónicos. El desarrollo tecnológico actual hace que lo importante no solo sea tener un sitio web o una red social, implica un cambio en nuestro comportamiento de tal manera que tengamos una interacción más colaborativa e igualitaria. Que entendamos que el conocimiento es una construcción social producto del trabajo colaborativo de toda la comunidad. Así es cómo decidimos reinventarnos y construir un nuevo espacio de interacción a través de nuestro portal @Soy analista conductual.

En este portal nosotros y quienes deciden colaborar, utilizamos una metodología sencilla y nada pretenciosa, nos consideramos simplemente estudiosos del análisis de la conducta por esa razón nuestro trabajo se conduce siguiendo tres pasos: estudiamos (traduciendo muchas veces), producimos (generando contenidos: resúmenes, infografías, videos, etc.), y compartimos. Al mismo tiempo intentamos aplicar en nosotros mismos los avances del análisis de la conducta en el terreno social, buscamos utilizar cuatro prácticas culturales colaborativas basadas en la evidencia (Mattaini, 2008) en nuestra interacción en el mundo virtual : reconocer y registrar los logros positivos de todos los miembros de la comunidad, actuar siempre en forma respetuosa, compartir el poder para construir un mundo mejor y finalmente aprender a hacer las paces pronto.

TC.COM: os quiero pedir ahora algo; como imaginaréis, TerapiasContextuales.Com no es una entidad individual: si bien José Olid es la cara visible, detrás está el trabajo fundamental de otras dos personas: Paula en el departamento de Administración y gestión, y Jorge en Diseño y comunicación; ambos son excelentes, y quiero pediros (en un gesto de amor freak hacia ellos) que les expliquéis qué es exactamente el análisis de conducta y para qué puede servirles.

@SAC: Bien, el análisis de la conducta es el estudio científico del comportamiento desde una perspectiva de las ciencias naturales. Como dijo B. F. Skinner enfáticamente ante los psicólogos más importantes de Norteamérica cuando recibió el premio por toda una vida de contribuciones científicas: “el análisis de la conducta es a la psicología lo que la teoría de la evolución fue a la biología”.

El análisis de la conducta implica una aproximación radicalmente diferente al estudio del comportamiento humano, supone que es posible observar, explicar predecir y controlar la conducta humana.

Los analistas conductuales estudian el comportamiento humano con dos objetivos uno es un poco más egoísta y otro tiene una dimensión social. El primer objetivo, metafóricamente hablando, se refiere a la satisfacción de la propia curiosidad, que como dijo Linus Pauling, es una de las mayores fuentes de felicidad en la vida. El segundo objetivo tiene que ver con la necesidad de desarrollar una tecnología para los problemas más apremiantes de la humanidad. Practicamos el análisis de la conducta porque estamos convencidos que es la ciencia que puede salvar al mundo.

En el análisis de la conducta partimos del supuesto que todos los fenómenos, incluyendo la conducta humana, se encuentran sujetos a leyes, que si observamos con atención la naturaleza podemos descubrir dichas leyes y que si descubrimos esas leyes podemos ser capaces de controlar o influir sobre dichos fenómenos en nuestro propio beneficio.

Así, numerosos analistas conductuales trabajamos todos los días para comprender la conducta humana de tal manera que podamos hacer de este mundo, un mundo cada vez más ecológico, cada vez más comunitario y cada vez más pacifista.

Ahora bien, aún sin ser Analistas Conductuales Paula y Jorge, deben saber que su conducta está determinada por el medio, que todo lo que hacen es algo que han aprendido y que todos nos enseñamos unos a otros, entonces, más vale saber qué quieren enseñar, qué quieren aprender y cómo lo lograrán, de esta manera sabrán el medio que necesitan construir.

Es curioso, pero cómo señaló Steven Hayes, el psicólogo vivo actualmente más importante en el mundo, cuando utilizamos los principios de la ciencia en la comprensión de nuestra conducta, cuando adoptamos una actitud científica para entender nuestra conducta cotidiana desarrollamos también una sensación de felicidad plena.

Adicionalmente, un analista conductual, utiliza un lenguaje que facilita la comunicación entre colegas y clientes; tiene una metodología clara para evaluar y proponer lo que resulta útil para modificar el comportamiento y; sus resultados son generalizados a otros escenarios.

El Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos ha dicho que el 99% de los tratamientos psicológicos utilizados que cuentan con una evidencia científica sobre la utilidad de sus resultados, son conductuales. Pero no solo en el campo clínico ha resultado útil el análisis de la conducta, también existen resultados sorprendentes y hasta dramáticos en el campo educativo, especialmente en el trabajo con niños autistas; y en el campo organizacional, solo por mencionar algunas de las utilidades más importantes entre cientos de aplicaciones.

TC.COM: en nuestra disciplina, más que en cualquier otra me atrevería a decir, vemos como proliferan numerosos enfoques y teorías a menudo contradictorias entre sí. Me gusta pensar a menudo en el análisis de conducta como un puente de unión entre corrientes que pueden parecer muy alejadas entre sí (aunque quedaría valorar si realmente es útil que todo esté unificado, claro...), ¿qué pensáis vosotros? ¿creéis que es posible utilizar el análisis de conducta para unir e integrar, antes que para excluir y disgregar?

@SAC: Cuando realizamos intervenciones conductuales en escenarios educativos con grupos de profesionales, padres y madres de familia y estudiantes es muy importante establecer algunos puntos de acuerdo que guíen el trabajo y la toma de decisiones. Cuando existe una genuina intención de colaboración resulta sencillo acordar estos puntos. Se toma el aprendizaje de los estudiantes como el punto de referencia principal, se aceptan la colaboración respetuosa como la estrategia de trabajo y se acepta que los datos que obtengamos del proceso serán la base para saber si se están logrando los resultados. Una vez que se recolectan los datos el grupo empieza un proceso de mejora continua permanente en donde, bajo estos criterios, la colaboración de todos resulta fundamental para construir una mejor comunidad.

Pues bien, en el terreno científico creemos que en forma similar al ejemplo anterior debemos hacer explícitos nuestros objetivos, nuestras estrategias y los criterios que tomaremos como punto de referencia para evaluar nuestros resultados. Cuando existe un interés genuino de colaboración es relativamente sencillo avanzar. Sin duda la ciencia puede ayudar a clarificar los objetivos, las estrategias y los métodos de evaluación.

Existen demasiados problemas en el mundo que debemos resolver la pobreza extrema, la violencia, la preocupante contaminación, solo por señalar los más evidentes, así que deberíamos trascender las luchas intestinas que existen entre colegas de una misma profesión y trazarnos objetivos más relevantes. Cuando nos enfoquemos en la solución de una problemática y no en la defensa de una perspectiva teórica entonces daremos un paso en la construcción de un mundo mejor.

Jugando un poco te diríamos que como profesionistas resultamos a veces un poco adolescentes buscando un grupo de referencia, así como los adolescentes se definen primero como punks, o como emos, o como skatos o como hípsters, así nosotros nos ponemos etiquetas que no definen con precisión lo que somos. En la Terapia de Aceptación y Compromiso aprendemos a no definirnos como un contenido sino como contexto. En ese sentido decimos que las personas no son sus actos, sus pensamientos o sus sentimientos. Y utilizando algunas metáforas decimos por ejemplo que el mar tiene aspectos muy bellos (peces de colores) o aspectos muy desagradables (erizos que se entierran en los pies causando un dolor terrible) pero que las personas no son ni los peces de colores, ni lo erizos, son el mar. Lo mismo podríamos aplicar a nuestro trabajo cotidiano, en un plano somos analistas conductuales, pero en un plano más amplio no somos analistas conductuales o constructivistas o posmodernos, somos el mar, somos la humanidad misma, somo nuestra historia, nuestro contexto, somos personas observándonos a nosotros mismos tratando de encontrar soluciones a nuestros problemas comunes.

TC.COM: Empezamos esta entrevista alabando vuestra capacidad de comunicar... y vemos que eso tiene su máximo exponente en el Encuentro Iberoamericano de Analistas Conductuales, que tendrá lugar del 27 al 30 de Noviembre en formato online, ¡y de manera totalmente gratuita! ¿Qué nos podéis decir al respecto? ¿qué puede esperar cualquier estudiante, ponente o profesional en ejercicio que participe?

@SAC:¡Si! ¡Estamos muy emocionados con nuestro evento! La idea surgió porque creemos que todos los profesionales, investigadores y estudiantes tenemos algo que decir en nuestro campo. Cuando se escribe un artículo científico o un libro, de alguna manera estamos contando nuestra propia historia y en este sentido todos tenemos derecho a contar nuestras historias. Así que nuestro encuentro es un espacio abierto para compartir los resultados de nuestra búsqueda en la comprensión del comportamiento humano. Nuestro evento es un círculo de estudios en el que todos somos maestros y todos somos estudiantes. Todos nuestros lectores pueden tener la certeza que será un espacio seguro en el que pueden compartir los resultados de sus investigaciones empíricas o documentales. Queremos poner mayor realce en los trabajos que tienen que ver con el análisis conductual aplicado, pero estamos abiertos a todas las aportaciones. Nuestro evento es auspiciado por la Asociación Nacional de Docentes Universitarios (México), una organización muy importante que está patrocinando con mucho entusiasmo proyectos de divulgación de la ciencia conductual en distintos escenarios aplicados. Como bien mencionas es completamente gratuito y durante una semana estaremos compartiendo materiales y recursos que facilitan la formación y actualización de analistas conductuales.

Participar en el evento es relativamente fácil, sin embargo, lo que para los estudiantes más jóvenes puede resultar algo completamente natural para algunos que llevaban más años en el mundo académico puede resultar ligeramente atemorizante o desconocido, de hecho es la primera vez que se utilizan las redes sociales para realizar un evento científico de esta naturaleza, de ahí la trascendencia y valor del encuentro, por esa razón queremos decirle que será una experiencia de aprendizaje para todos y que haremos todo lo posible para que todos se sientan cómodos y disfruten de la experiencia de aprender a través de las redes sociales.

Para participar como ponente pueden enviar un video, infografía, presentación o cualquier recurso multimedia, para participar como asistente es importante mostrarse activo y comentar las aportaciones que se publiquen durante el evento. Es necesario realizar un registro en los enlaces que se indican en el evento para obtener su documento comprobatorio de su participación con valor curricular.

TC.COM: Para finalizar la entrevista, me gustaría preguntaros qué libro, material o recurso (varios si consideráis imposible elegir) consideráis bueno para quien quiera conocer más sobre el análisis de la conducta, ¡seguro que nuestros lectores lo agradecen!

@SAC: Desde nuestro punto de vista el estudio del análisis de la conducta debe ir de lo sencillo a lo complejo, de lo que resulta familiar a lo que resulta cada vez más técnico, por esa razón para los interesados en esta materia que no han tenido contacto con nuestra disciplina nosotros recomendamos al principio la lectura de materiales de divulgación de fácil comprensión como por ejemplo el libro de Gerald Patterson “Aprendiendo a convivir con los niños”, luego si existe un poco de mayor motivación les recomendamos el libro de Principios Elementales del Comportamiento de Richard Malott un libro genial que no solo te enseña los conceptos básicos, sino que además te muestra con un gran sentido del humor aspectos actitudinales importantes para un analista conductual. Después de esta maravillosa introducción será el momento para explorar algunos aspectos más técnicos (por ejemplo: Condicionamiento Operante de Reynolds o El análisis de la conducta: un texto programado de Holland y Skinner), algunas reflexiones sobre conductismo y sociedad (por ejemplo Ciencia y Conducta Humana), comenzar el estudio de aspectos metodológicos (Cómo investigar en psicología de Bachrach o Tácticas de investigación científica de Murray Sidman) o filosóficos (Para entender el conductismo de Baum). En general puedes realizar el estudio de la ciencia del comportamiento siguiendo un programa académico establecido en ese caso recomendamos tomar como guía la Lista de Tareas del Behavior Analyst Certification Board. También se puede tener una visión enciclopédica como el Autodidacta de la “Nausea”de Jean Paul Sartre que con ingenuidad y optimismo, pero sin saber que leer decidió tomar el primer libro de la letra A de la biblioteca y así seguir hasta llegar a la zeta, ese enfoque no lo recomendamos. Una tercera perspectiva es el desarrollo de una lectura más dinámica en dónde tomamos de referencia el problema que nos interesa resolver y realizamos la búsqueda de lecturas relacionadas con la problemática que nos ocupe. En cualquier caso, para ser sistemáticos recomendamos que independientemente de la estrategia y de la lectura que elijan siempre generen un producto que resulte de ese estudio, un resumen, una presentación, una infografía, etc. y la compartan con la comunidad, así tendrán la oportunidad de fortalecer el aprendizaje, de recibir retroalimentación y de comprender que en este camino siempre estaremos acompañados.

En nuestra página http://www.soyanalistaconductual.org/ compartimos varios libros que consideramos importantes en la formación de cualquier analista conductual; también hay algunas presentaciones como la titulada “Lo que somos y no somos los analistas conductuales” en la que hablamos de los mitos que se han generado en torno al análisis conductual y de las diversas maneras de utilizarlo en nuestras áreas. Cada semana procuramos presentar nuevos materiales.

TC.COM: Muchísimas gracias por vuestro tiempo, compañeros y compañeras. Formáis parte de un equipo cuya conducta es a su vez refuerzo y estímulo discriminativo de comportamientos increíbles :)

@SAC: Gracias a ti José y a todo el equipo, para nosotros resultan un buen ejemplo de colaboración , de entusiasmo y de compromiso con el estudio científico del comportamiento humano. Saludos y abrazos conductuales para todos.


0 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga