• Administrador

Una aproximación a las Terapias Contextuales.


- José Olid estará presente en el 7º Aniversario del Centro Guerrerense de Terapia Conductual, Acapulco. -

Esta semana, nuestro compañero José Olid fue entrevistado por Erick Acevedo, sobre su participación en el 7º Aniversario del Centro Guerrerense de Terapia Conductual. Este evento reúne a especialistas internacionales en Terapias Contextuales, y podéis encontrar más información aquí:

https://www.cgtcconductual.com/pr-ximas-actividades

A continuación, la entrevista, encuadrada en el tema que expondrá y trabajará de manera práctica junto a los asistentes, sobre la aplicación clínica de la Teoría del Marco Relacional.

Hola Profesor José Olid de antemano un agradecimiento por dedicarnos un tiempo para esta breve entrevista que seguramente nos dará un gran aporte a los psicólogos clínicos.

1.- ¿Podría hablarnos sobre su experiencia académica y clínica?

¡Gracias ante todo a ti, Erick!

Puedo decir que en mi corta trayectoria, mi formación ha ido siempre de la mano de la producción y el aprendizaje de profesionales excelentes con una historia profesional increíble a sus espaldas.

Soy Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga con itinerario clínico y Máster en Práctica Clínica por la European Society of Psychology, estudios reglados que finalicé en 2013; desde que terminé (casi incluso antes diría) me lancé al terreno profesional y aplicado mientras me seguía formando, coincidiendo con profesionales punteros en Terapias Contextuales como los Dres. Luis Valero y Jorge Barraca Mairal, así como José Manuel Molinero Roldán, Rafael Ferro, Israel Mañas y Rafael Morón, excelentes docentes todos con amplia experiencia en Terapias Contextuales y Terapia de Conducta, y a quienes debo gran parte del aprendizaje que yo ahora trato de aplicar y comunicar a mis alumnos y alumnas.

De manera algo más autodidacta, claramente gran parte de mi trabajo y formación se ve influida por el gran trabajo del Dr. Steve Hayes, y de otros grandes profesionales que a pesar de la distancia han transmitido y hecho todo lo posible por divulgar y facilitar el aprendizaje gracias a vídeos de role-playing, papers, manuales prácticos y tutoriales online.

En cuanto a mi labor de producción, he realizado algunas publicaciones: un manual de valoración e intervención en problemas del estado de ánimo utilizando ACT (ISBN 978-84-606-8696-5), una guía de terapia para pacientes y terapeutas basada en ACT (ISBN 978-84-606-8575-3) y dentro de muy, muy poco debería publicarse un manual paso a paso de Terapia Integral de Pareja en el que hemos colaborado el Dr. Jorge Barraca y yo, así como un capítulo sobre intervención clínica en problemas del Yo.

En investigación, realizo el doctorado por la Universidad de Málaga gracias a la dirección del Dr. Valero, estudiando la relación que existe entre reglas verbales, contingencias y conducta verbal del cliente, relacionándolo con los cambios que ocurren fuera de sesión.

Por último, me dedico a ejercer como docente y supervisor de psicólogos/as en el portal www.terapiascontextuales.com, y como psicólogo general sanitario tanto en modalidad presencial en Málaga como online para aquellos problemas que así puedan ser abordados.

¡No quiero aburriros demasiado! Para más información, podéis consultar mi perfil completo en www.joseolid.com

2.- En el 7° Aniversario del Centro Guerrerense de Terapia Cognitivo Conductual S.C. en el cual tendremos el honor de contar con su participación en un taller y en una conferencia nos hablará de la Aplicación de la Teoría del Marco Relacional (TMR) a la práctica clínica, a grandes rasgos ¿Qué es la TMR?

SI tuviera que explicarlo brevemente a alguien que se acercase por primera vez, le diría que es una tecnología que permite al terapeuta tener un mayor control sobre los procesos verbales que inciden en terapia, consiguiendo así ser más eficaz y eficiente en una amplia gama de intervenciones y situaciones clínicas, allá donde hay lenguaje.

3.- ¿Cuál consideraría que es el mayor aporte de la TMR a la psicología clínica y que hace diferente a la TMR de las aportaciones tradicionales?

Ante todo, lo que me fascina es la cantidad de interés que ha generado tanto por investigadores como por clínicos de todo el mundo, y la manera tan elegante de presentar ideas propias del conductismo radical y contextualismo funcional, acercándolas a un público que tradicionalmente se mostraba receloso con la terapia de conducta.

Bajo mi punto de vista, TMR es un fenómeno de desarrollo tecnológico en el campo de la psicología, al mismo nivel que pueden ser otros eventos socioculturales que han cambiado la perspectiva en que un sector de la población percibía su objeto de estudio o su propia actitud y comportamiento ante ello.

La propia terapia de conducta ha tenido desarrollos increíbles claramente, pero en mi opinión no se había creado una base unificada tan sólida desde la que edificar y expandir un conocimiento aplicado, haciéndolo tan popular. Creo que haber conseguido eso, es algo único y totalmente meritorio a TMR y a la gran cantidad de profesionales que están trabajando tanto en los laboratorios como en su aplicación.

4.- ¿Podría hablarnos de cuáles son los resultados más interesantes de los cuales usted tenga conocimiento sobre las investigaciones en TMR?

Hace ya algún tiempo, recuerdo haber leído reportes sobre la aplicación de estrategias lingüísticas relacionadas con TMR para el desarrollo de comportamientos pro-social y empáticos, y disminución de conductas xenófobas. Algo ya más cercano en el tiempo, también he podido ver propuestas para utilizar TMR a la hora de promover comportamientos medioambientalmente responsables.

En definitiva, cualquier aplicación de la ciencia de la conducta para trabajar con grandes clases de respuesta que puedan suponer una ventaja evolutiva como especie y contribuir a nuestro desarrollo sostenible me parece muy, muy interesante, y TMR tiene un potencial enorme a la hora de recorrer ese camino.

Existe un manual que el lector puede consultar: The Self and Perspective Taking: Contributions and Applications from Modern Behavioral Science, de Louise McHugh y Ian Stewart, Editorial New Harbinger, 2012.

5.- ¿Cuáles son las ventajas para el terapeuta que hace uso de la TMR en el tratamiento de los usuarios del servicio psicológico?

La principal ventaja es la eficiencia. Cuando un terapeuta empieza a ver el comportamiento verbal del cliente con "ojos funcionales-relacionales", sus intervenciones son mucho más exactas: por un lado aumenta su capacidad de discriminación (separar la paja del trigo, decimos), y por otro aumenta su capacidad de responder de manera contingente a los cambios que se pretenden conseguir en función de la meta analítica.

En un cliente cuyo avance suponga presentar un repertorio de conducta más amplio a la hora de relacionarse con su propia historia, un terapeuta entrenado en TMR es capaz de valorar la manera en que el cliente responde relacionalmente (en este caso, hablaríamos de enmarcajes de coordinación, tipo "yo=roto"), y dirigirle mediante claves lingüísticas a un repertorio más amplio (por ejemplo: "Además de roto, atendiendo a tu situación aquí y ahora, ¿qué más eres?").

6.- ¿Puede hablarnos de algún paciente específico que usted haya atendido y algún dato interesante sobre los efectos del proceso terapéutico?

Siguiendo el ejemplo del caso anterior, el proceso consistió en ampliar la capacidad de respuesta del cliente a la hora de responder a claves contextuales tipo Yo. En TMR esto podría considerarse ampliación de los marcos deícticos (aunque no me gusta hablar en esos términos, dado que puede dar lugar a confusión: debemos aclarar que no hay algo que se llame "marco deíctico", sería más adecuado y específico hablar de responder relacionalmente a estímulos tipo Yo).

El cliente pudo poner en perspectiva la manera que tenía de considerarse a sí mismo, como fruto de su historia de aprendizaje: la historia no puede ser cambiada, sus respuestas en el presente sí. En la medida en que aprendió a discriminar sus respuestas y valorar su utilidad, sobre todo a la hora de relacionarse con otras personas y dirigirse a acciones valiosas que a menudo provocaban respuestas relacionales tipo Yo ("¿qué te gusta más? ¿qué clase de personas eres? ¿qué vida quieres que tengamos juntos?") antes del proceso terapéutico ponía en marcha mecanismos de evitación, lucha y huída, mientras que más adelante consiguió observar, dejar estar y dirigir sus acciones hacia lo valioso, responder relacionalmente de una manera más amplia, entrenada en consulta primero.

7.- ¿Cuáles serían las habilidades específicas del terapeuta que hace uso de la TMR en su práctica clínica y como puede potenciar dichas habilidades?

A la hora de hablar de habilidades, me gusta hablar de cosas que las personas deben ser capaces de hacer, especificándolas, antes que "empatía, calidez, escucha": esos nombres dicen bien poco de aquello que una persona debe hacer, y de hecho las personas podemos tener comportamientos muy diferentes entre sí y que todos ellos sirvan para mostrar empatía, por ejemplo.

Así pues, un terapeuta que use TMR debería tener la habilidad de realizar preguntas útiles que le permitan conocer una amplia variedad de respuestas relacionales del cliente que tiene delante. Para ello, suele ser útil preguntar de manera relacionada o no absoluta. Por ejemplo "¿cómo te sientes en general?" VS "¿cómo te sientes a la hora de hablar con ella y con personas que puedan tener aspectos en común?"

También, tiene que mostrar un amplio repertorio verbal que le permita utilizar analogías para construir metáforas utilizando el propio lenguaje del cliente. No se trata aquí de decir algo así como "Mira, imagínate que estás metido en arenas movedizas...": posiblemente, pocos clientes hayan tenido esa experiencia. Es más útil preguntar: "¿has tenido alguna experiencia tratando de hacerte el muerto en la playa?", y construir a partir de ahí en caso afirmativo.

Estas dos habilidades pueden entrenarse evitando leer demasiados libros sobre psicología, y lo digo totalmente en serio: es preferible leer novelas, poesía, ir antes al teatro que a otro taller de habilidades terapéuticas, practicar improvisación antes que cursar prácticas de psicoterapia. En definitiva, cualquier actividad que haga que una persona desarrolle su repertorio verbal y a la vez le permita discriminar el repertorio de otras personas y responder relacionalmente, es sumamente útil para entrenarles como terapeuta que quiera usar hábilmente la TMR.

8.- ¿Cuáles son los elementos dentro de sus procedimientos terapéuticos que consideraría más relevantes para que los pacientes tengan cambios significativos?

El primero de ellos, condición sine qua non para mí, es la práctica del análisis funcional momento a momento. Como tal, si un terapeuta debiera hacer tan sólo una cosa de manera hábil, apostaría por realizar un buen análisis funcional: al igual que con las raíces, pocas veces se ven y sin embargo sin ellas no habría crecimiento alguno.

Más allá del análisis funcional y totalmente dependiente del mismo, considero relevantes mostrar comportamientos de escucha y validación. En palabras de nuestro compañero el Dr. José Manuel García Montes, de la Universidad de Almería, cualquier persona se puede beneficiar simplemente de tener un contexto en el que pueda decir cualquier cosa que pase por su cabeza o sienta: yo estoy totalmente de acuerdo con sus palabras. Si pensamos en nuestras propias vidas, tener a personas con las que podamos compartir nuestros pensamientos y emociones íntimos y privados es algo sensacional y protector ante posibles problemas psicológicos.

Por último, diría que algo fundamental es conseguir que los cambios que se producen en la consulta se extrapolen al día a día del paciente, muy en la línea de la Psicoterapia Analítico Funcional. Sirve de bien poco que un cliente muestre delante del terapeuta los comportamientos deseables: de hecho, esa parte considero que es bien fácil sobre todo en los primeros momentos de la terapia por el control contextual de estar en terapia; al igual que ocurre en numerosos ámbitos, el asunto no es ya que algo suceda: debemos conseguir que un evento tenga lugar en el momento en que sea necesario y en el contexto en que se necesite, y que no decaiga su frecuencia con el paso del tiempo (o en su defecto implementar mecanismos para que su frecuencia se vea renovada, claro): ese es el verdadero desafío.

9.- El tratamiento psicoterapéutico que brinda ¿Varía dependiendo el tipo de clientes con los que está trabajando y cómo logra establecer esas diferencias?

Sí y no, voy a tratar de explicarme.

Por un lado, las personas mostramos comportamientos muy diferentes en forma que pueden englobarse según clases de respuesta en relación a la función que tengan. Esto hace que haya factores comunes a los tratamientos, y procedimientos que pueden ser invariables en cuanto a su función: extinción de respuestas incompatibles con el avance, y refuerzo de respuestas incompatibles con los problemas en sesión y fuera de ella.

Por otro, como digo la forma de los comportamientos cambia: la clasificación en salud psicológica puede servir algo para eso, clasifica en función de la forma, y hay evidencia empírica que muestra que cierta metodología es mejor y preferible frente a otra a la hora de abordar formas de comportamiento determinadas.

Por tanto, el tratamiento psicoterapéutico que realizo varía en cuanto a su forma, aunque si atendemos a las funciones mis propios comportamientos como terapeuta en sesión, trato que rija un patrón común (que a grandes rasgos se podría definir como "refuerzo de mejorías y extinción de problemas").

10.- ¿Cuáles son las variaciones al hacer uso de la TMR en un contexto clínico cuando se trata con clientes de diferentes nacionalidades o grupos étnicos?

Es muy importante conocer y participar de la cultura. Por la propia historia de aprendizaje, generalmente se podría decir que un terapeuta de la misma nacionalidad que el cliente tiene facilidad a la hora de discriminar y provocar comportamientos dado que ambos comparten las mismas claves contextuales, y eso no debiera negarse.

Es posible que terapeutas de diferentes nacionalidades a las de sus clientes y que hayan tenido una amplia historia de aprendizaje sobre diferentes culturas, pasando estancias de investigación o simplemente viajando para conocer de primera mano culturas diferentes (no me refiero aquí a viajes organizados, más bien a vivir una temporada en una ciudad con cultura diferente, formar amistades, etc), tengan facilidad a la hora de manejar y compartir claves contextuales.

Respondiendo a la pregunta, al hacer uso de la TMR con clientes de diferentes orígenes culturales a los del terapeuta, este puede prestar más atención a la discriminación y al entrenamiento de respuestas relacionales, que en su cultura de origen puedan ser diferentes. Gracias a la manera en que la TMR plantea el desarrollo cultural como tal, el terapeuta puede utilizar ese conocimiento para facilitar su labor clínica. Las variaciones concretas, por tanto, estarán en función de los contextos culturales que se encuentren.

11.- En relación a la formación del terapeuta que desee integrar la TMR en su labor diaria ¿Cuáles serían los pasos que se deberían seguir para hacer un trabajo ético y de calidad?

A menudo se dice que seguir una formación reglada, certificarse con los mejores y recibir supervisión continua es garantía de hacer un trabajo ético y de calidad. Voy a tratar de añadir algo más a estas propuestas, que me parecen necesarias sin duda y acertadas, siendo algo escéptico.

Si somos críticos, terapeutas muy reglados y muy capacitados, así como entrenados por eminencias y que reciben supervisión a cada momento, cometemos fallos y podemos tomar decisiones de dudosa ética.

Creo que algo que habría que añadir es cierta humildad: una humildad proveniente de ser consciente de que por mucho que te esfuerces, habrá momentos en que las cosas no dependan de uno mismo. Una humildad proveniente de saber que gran parte de la eficacia terapéutica no se explica por el tratamiento que se emplea sino porque las historias de aprendizaje de terapeuta y cliente son compatibles (y las historias no se pueden cambiar). Una humildad, por último, que invite a cuestionarse al propio terapeuta con amabilidad, a practicar la duda en sus propios procedimientos y a sentir cierta inseguridad constructiva cada vez que tiene delante a una persona que está sufriendo.

Así que, en relación al resto de las preguntas, se podría resumir en formarse en buenos programas, tener contacto con profesionales referentes en la disciplina, recibir supervisión continuada por compañeros (no hace falta necesariamente que sean más experimentados que uno... ¿quién supervisa al supervisor?), leer libros que no tengan nada que ver con Psicología, participar en actividades que le permitan entrenar habilidades relacionadas con las necesarias para la práctica clínica... y realizar todo ello de una manera crítica, escéptica y humilde... ¡fácil de decir!

12.- Para terminar nuestra entrevista, ¿le gustaría dar algún mensaje a la comunidad de psicólogos de México específicamente del estado de Guerrero así como a nuestros estudiantes universitarios futuros psicólogos?

¡Gracias por la oportunidad!

Me encantaría comunicar algo que creo fundamental, aún a riesgo de ser muy poco original: mirad fuera.

Echad un ojo fuera de vuestra clínica, de vuestros libros, de vuestros programas formativos, incluso de las rutinas que podáis llevar. Relacionaros: conoced personas, cultivad relaciones íntimas, involucraros en vuestro entorno.

Contactad con la gran variabilidad del contexto que rodea a cada persona, simplemente estad atentos a eso: a vuestra cultura y, si podéis, a otras culturas. Cuando miráis fuera, podéis notar cómo reaccionáis ante ello, podéis mirar dentro y entrar en contacto con vuestra propia historia.

Esto os pondrá en contacto con multitud de fuentes de estímulos que podrán ampliar vuestro repertorio de conducta para numerosas clases de respuesta.

Muchas Gracias por sus respuestas Prof. José Olid realmente será un honor contar con su participación en nuestro próximo evento en Acapulco, Guerrero el 24 y 25 de febrero de 2018.

¡A ti y a tu equipo Erick! Para mí es un honor poder coincidir con tan ilustres compañeros, entre los cuales por supuesto os incluyo.


59 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga