Terapia Integral de Pareja: Un miembro de la pareja informa de maltrato verbal y/o psicológico, ¿cóm


- Como paso previo a comenzar el tratamiento con maltrato psicológico existente, se les pide a ambos firmar un compromiso junto al terapeuta en el que deben cumplir una serie de cláusulas. -

Sabemos que la Terapia Integral de Pareja no puede llevarse a cabo si existe violencia física, en cuyo caso debemos proteger a la víctima.

¿Qué ocurre si alguno de los dos informa de que está siendo maltratado psicológicamente?

Ante todo, debemos mirarnos a nosotros mismos como terapeutas y ver en qué manera queremos participar en una relación terapéutica en la que esté teniendo lugar este comportamiento.

Una vez valoremos este asunto y tomemos una elección al respecto, si queremos seguir adelante, podemos echar mano a la evidencia empírica y las sugerencias de expertos, quienes parecen acordar en afirmar que la gran mayoría de los casos en los que un miembro informa sobre violencia psicológica y se implementa una estrategia para su reducción de manera terapéutica, tiene éxito y efectivamente deja de existir maltrato psicológico.

Se puede responder a las siguientes preguntas para ayudar a tomar una decisión:

  • ¿Ambos perciben el maltrato psicológico de uno o de ambos?

  • ¿Existe o ha existido en el pasado violencia física?

  • ¿Alguno de los dos se siente incapaz de huir o evitar el maltrato psicológico, sin tener posibilidad de escape cuando está teniendo lugar?

  • ¿Está muy deteriorada su calidad de vida? ¿Tiene amistades y apoyo ajeno a la pareja?

Si ambos miembros de la pareja perciben y reconocen el maltrato psicológico, si no ha habido ni hay violencia física, si no se han sentido acorralados u obligados a permanecer en el lugar físico en que tiene lugar el maltrato psicológico y si tienen amigos y apoyos a los que ven frecuentemente, es un escenario propicio para trabajar la reducción del maltrato psicológico en consulta como paso previo y necesario para seguir avanzando en la terapia. En la medida en que la respuesta se aleje de ese escenario, será menos probable que tengamos éxito en la intervención.

Como paso previo a comenzar el tratamiento, se les pide a ambos firmar un compromiso junto al terapeuta en el que deben cumplir una serie de cláusulas. Un ejemplo de ese documento se encuentra a continuación:

ACUERDO EN CONTEXTO DE ATENCIÓN PSICOLÓGICA

De una parte D. _______________, con DNI __________ y número de colegiado_________, en calidad de PSICÓLOGO, y de otra parte D. __________________________________________ con DNI ________________ , en calidad de CONSULTANTE/CLIENTE/PACIENTE, a partir de ahora referido exclusivamente como consultante, se reúnen en _______ a ___ de ________ de _________, en el contexto de servicio de atención psicológica, para acordar las siguientes:

CLÁUSULAS

Que mientras dure el servicio de atención psicológica, la/el consultante se compromete a no verse involucrada/o ni participar voluntaria o involuntariamente en comportamientos que impliquen lo siguiente:

o Vejación

o Insulto

o Acusación

o Desprecio

o Coerción

o Verbalizaciones acusatorias respecto a cualquier circunstancia presente, pasada o futura

o Acusación defensiva

o Desprecio defensivo

o Gritos

o Órdenes exigentes en positivo o en negativo

· Que la/el consultante se compromete a abandonar de inmediato el lugar físico en el cuál esté sucediendo algún comportamiento arriba citado, sin que medie ninguna otra prioridad en ese momento.

· Que la/el consultante no impedirá en ningún momento la salida del lugar físico de cualquier otra persona involucrada en la situación.

· Que en ningún momento la/el consultante podrá vejar, insultar, acusar, despreciar, ejercer coerción o similar para impedir el abandono del lugar.

· Que la/el consultante afirma que no hay acto, sentimiento, sensación, emoción, recuerdo o similar que le obligue a vejar, insultar, acusar, despreciar, ejercer coerción o similar, y que de hacerlo la/el única/o responsable es la/el propia/o consultante. En este sentido, afirma y está de acuerdo con que NADIE ni NADA le obliga a verse involucrada/o en estos comportamiento, y que de hacerlo, lo hace en total y absoluta libertad, aceptando cualquier consecuencia que pudiera aplicarse. Reconoce, por tanto, que SIEMPRE tiene capacidad de elección y libre albedrío, y puede elegir hacer cualquier cosa que implique evitar caer en esas situaciones.

· Que el psicólogo tiene la obligación de suspender el servicio de atención psicológica si cualquiera de las personas implicadas en el mismo informa de algún comportamiento referido en los puntos anteriores, ante la más mínima ocurrencia, y de forma irrevocable, perdiendo los involucrados cualquier derecho a rectificación, explicación o similar.

· Que la/el consultante afirma y está de acuerdo con que el servicio de atención psicológica sólo puede darse en ausencia de todos los comportamientos referidos anteriormente en este documento.

Comprometiéndose PSICÓLOGO y CONSULTANTE a cumplir y ejecutar las cláusulas anteriores, firman a continuación:

PSICÓLOGO CONSULTANTE

Cuando ambos miembros de la pareja firman un documento similar, las probabilidades de que se repitan esos comportamientos disminuyen. En la literatura sobre el asunto, se justifica continuar con la terapia de pareja habiendo tenido en cuenta los puntos anteriormente citados.

Puedes aprender a poner en marcha estas estrategias gracias a la formación en Terapia Integral de Pareja.

Fórmate AHORA en Terapia Integral de Pareja haciendo click en la siguiente imagen:

#terapiaintegraldepareja #contextual #maltratoverbal #maltratopsicológico

118 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga