• TerapiasContextuales.Com

Una aplicación del Análisis Funcional para potenciar la Flexibilidad

Actualizado: may 4


En la entrada de hoy, además de estar muy vagos para buscar imágenes o utilizar Word para hacer tablas, ilustraremos la manera en que se utiliza el análisis funcional en los momentos iniciales de la terapia, tanto para reunir información como para trabajar la flexibilidad y hacer más probable que la persona presente comportamientos proterapéuticos.

Todo, como solemos decir, comienza con dos líneas.

Justo de esta manera.

Conforme recibimos a la persona y nos hemos sentado, tras escuchar el motivo de consulta, permitir el desahogo inicial, explicar un mínimo nuestra manera de trabajar y haber firmado el consentimiento informado, trazamos estas dos líneas en un folio mientras preguntamos a la persona algo como: "Exactamente, ¿cuál es el problema?"

Ante esta pregunta, podemos obtener información relacionada con los eventos internos indeseados -pensamientos, sensaciones, recuerdos- que podremos ir escribiendo junto a la persona en la columna central, de la siguiente manera.

Suelo utilizar la zona superior para sensaciones y emociones, y la inferior para pensamientos y "mensajes" algo más claros, o con un contenido verbal concreto. En este ejemplo, el contenido está relacionado con una problemática de ansiedad, pero eso nos va a importar poco. Cuando tengamos una lista parecida a la de la imagen, continuamos con el siguiente paso: "Todo esto... ¿cuándo ocurre?"

Con esa pregunta, estamos en disposición de conocer información sobre los antecedentes o disparadores de los eventos internos: aquellos estímulos que están pegados con los pensamientos, sensaciones y emociones desagradables.

Puede quedar algo así. Podéis ver que los antecedentes no tienen una naturaleza exclusivamente sensorial: pueden ser verbales, como pensamientos. Un pensamiento o una emoción pueden discriminar para eventos internos indeseados, y esto no significa que sea la causa: significa que históricamente existe una alta probabilidad de que el antecedente y la respuesta se den al mismo tiempo. Por último, para la última columna... "Cuando esto está ocurriendo y por dentro te encuentras así... ¿qué haces? ¿cómo te relacionas con ello?"

Esta pregunta nos dará información sobre la consecuencia: si el contenido de la columna central es aversivo, y representa el problema, la consecuencia inevitable de la persona será de evitación, lucha o huida, en sus múltiples formas.

Nos interesa que el contenido de la tercera columna sea conducta pública observable -fuera de la piel- porque es donde pondremos el foco de la intervención, tal y como veremos más adelante. En el ejemplo, todos esos comportamientos tienen algo en común, en relación a la columna central; igualmente, la columna central y la de la izquierda están relacionadas de manera bidireccional. "mmm... echemos un ojo a esto... ¿crees que estos elementos tienen alguna relación?"

Los eventos internos indeseados de la columna central están asociados inevitablemente a los estímulos discriminativos -antecedentes- de la columna de la izquierda, y esto tiene sentido en su historia: para que no fuera así, la persona debería tener una historia diferente.

Y todo aquello que la persona hace en relación a sus eventos internos indeseados, a corto plazo, le libra de ellos, mientras que a largo plazo le encadena e hipoteca en un sistema en el cual cada vez acaba más entrampado. "Si tu historia no puede ser cambiada, y si a largo plazo no te funciona aquello que haces... mal negocio. De aquí, ¿qué puedes cambiar?, ¿quieres que trabajamos para cambiar tu historia o para cambiar lo que llevas por dentro?, ¿crees que dará resultado?"

Si conocemos la Terapia de Aceptación y Compromiso, podremos ver muchas similitudes entre este proceso y la desesperanza creativa, dado que se podría decir que estamos derivando funciones aversivas hacia los intentos de control, lucha o huida. Cuando estamos en este punto, podemos estar abiertos a plantear algo nuevo que, necesariamente y por oposición, sea lo contrario de lo que se ha hecho hasta ahora.

Lo nuevo vendrá de la mano de lo opuesto: si es diferente, en relación a los eventos de la columna central, podrá funcionar. "Aquí, en terapia, vamos a trabajar para tu vida; y el motivo es simple, ¿verdad? Tratar de huir, luchar o escapar de aquello que históricamente tiene sentido... ¿qué resultado tiene en tu vida?"


Es justo en este momento en el que, como terapeutas, tenemos que orientar la terapia a que la persona presente comportamientos que sean opuestos a los que mantienen su problema, y que le conecten con las áreas de valor que, no lo olvidemos, también están inevitablemente en función de su historia de aprendizaje.


Ya sabéis que en las Terapias Contextuales, es obligatorio que manejéis esta base: si no, estaréis en riesgo de aplicar técnicas y estrategias sin saber muy bien cómo ni para qué.


Para estar totalmente preparado/a para ejercer como Terapeuta Contextual, te presentamos nuestro Programa Online de Formación Continuada, en el que te formarás sin límite de tiempo, a tu ritmo, con clases programadas ¡de por vida!, recibiendo certificados por cada curso que superes, con los manuales en formato digital de los Dres. Jorge Barraca Mairal, Marino Pérez y Luis Valero, y mucho, mucho más... no te lo pierdas, haz click en la imagen y accede a toda la información, ¡puedes matricularte hoy mismo y tener todo el contenido disponible al instante!


#análisisfunciona #psicología #ansiedad #depresión #terapiadeconducta #contextualismo #terapiascontextuales

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga