• TerapiasContextuales.Com

Dinero y psicoterapia: los honorarios en contexto.

Actualizado: 14 de nov de 2019


¿Cuánto debo cobrar si estoy empezando a ejercer? ¿Estoy cobrando demasiado poco para la experiencia que tengo? ¿Debo cobrarle menos a una persona que no tiene recursos? ¿Debe ser el dinero el principal motivador de mi actividad como terapeuta? ¿Está bien no cobrarle alguna sesión a la persona si veo que está avanzando muchísimo?

Estas cuestiones son frecuentes entre los/as terapeutas, y especialmente relevantes si pretendemos trabajar bajo uno de los principios de las Terapias Contextuales: el impacto que un cambio de contexto tiene en el comportamiento de las personas, el manejo de las consecuencias y la consideración de la relación terapéutica como un contexto natural más de la persona; en la entrada de hoy pretendemos aportar algunas reflexiones al respecto.

Suelen existir algunas ideas frecuentes que quizás reconozcas, a continuación se representan extremos de un par de ellas:

  • La Psicoterapia es una actividad profesional, y por tanto debe ser siempre remunerada por la persona que solicita el servicio. No seamos ingenuos, no somos hermanitas de la caridad.

  • La Psicoterapia es, ante todo, ayudar a las personas, por lo que lo ideal debiera ser no cobrar a las personas. Es el Estado o las organizaciones las que debieran pagar el sueldo a terapeutas, nunca la persona.

Las de arriba se caracterizan por no ser sensibles al contexto: se parecen más a afirmaciones rígidas que establecen cómo deben ser las cosas, antes que a reglas flexibles que puedan aportar soluciones a problemas determinados.

Son pocas las psicoterapias que abordan este asunto de una manera clara, directa y operativizable, siendo una de ellas la Psicoterapia Analítica Funcional (PAF). En el marco teórico de la PAF, la cuestión monetaria es tan solo una variable más que incide en la relación terapéutica, y como tal el/la terapeuta debe estar en disposición de manejarla para beneficio de la persona.

Así, se espera de un/a terapeuta PAF que maneje la cuestión monetaria como una consecuencia que pueda afectar a las conductas clínicamente relevantes de la persona. Si Laura tiene un nivel económico bajo y ha mostrado compromiso con la relación terapéutica y su propio trabajo, esto puede ser apreciado por Juan, su terapeuta, quien puede reforzar su avance regalándole la siguiente sesión.

Si pensamos este acto desde el primer extremo, que el terapeuta siempre debe cobrar sus servicios, bueno, estamos quitándole a Juan una herramienta muy potente y natural de reforzar el trabajo de Laura.

Si pensamos igualmente este acto desde el segundo extremo, que el terapeuta nunca debiera cobrar, igualmente le privamos a Juan de esa herramienta, dado que no tendría sentido regalarle una sesión si nunca de hecho le ha cobrado.

Pero vamos a la propia historia-contexto de Juan: si el principal motivo por el que Juan es terapeuta consiste en obtener dinero con el que pagar su estilo de vida (sea el que sea), va a resultar complicado que tenga la sensibilidad para utilizar la cuestión monetaria como reforzador. Sin embargo, si Juan tiene sus necesidades económicas cubiertas por otras actividades -o si la remuneración por la psicoterapia no es ni más ni menos importante que cualquier otra fuente de ingresos que pueda tener adicionalmente- parece más probable que esté en disposición de reforzar regalando alguna sesión de manera contingente al esfuerzo de la persona.

¿Esto significa que todas las personas que acuden a psicoterapia deberían pagar siempre? ¿Significa que no deberían pagar nunca? Entendemos que no: bajo nuestra perspectiva, no hay una respuesta fácil y rápida a esta cuestión, y sí que creemos importantes tener en cuenta algunos puntos para tomar decisiones al respecto:

  1. Considerar la propia motivación para dedicarse a la psicoterapia. Además de los honorarios, ¿qué más motivos te impulsan a dedicar a esta profesión? ¿Le regalarías una sesión a alguien? ¿Por qué?

  2. Considerar el contexto en el que la persona y tú os encontráis. ¿Ejerces en la sanidad pública o en la privada? ¿Qué impacto tiene en la vida de la persona a la que atiendes la cuestión económica?

  3. Nivel de análisis-impacto social. ¿Qué tipo de profesión quiero contribuir a crear? ¿Qué tipo de sociedad? ¿Cómo mi acto en relación a mis honorarios afectan al tipo de sociedad que quiero crear?

Creemos que estas preguntas quizás puedan ayudarte a posicionarte de una u otra manera, con unas ciertas bases que te resulten útiles y flexibles en el contexto en que te desarrolles.

Y si quieres debatir sobre ello... ¡no te olvides del debate que tenemos esta semana! Accede al evento, totalmente gratuito, haciendo click en la siguiente imagen.

Y si quieres aprender más sobre Psicoterapia Analítica Funcional, consulta nuestra formación online a la que puedes acceder al instante haciendo click en el siguiente cartel.

#psicoterapia #honorarios #dinero #contextual #psicoterapiaanalíticofuncional

109 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga