• TerapiasContextuales.Com

Entrevista: Andrea, Activación Conductual en formato grupal.

Actualizado: 14 de nov de 2019


Hoy os presentamos a Andrea Vázquez Bello, quien ha realizado su Trabajo Fin de Máster sobre Activación Conductual (AC) para Depresión.

Además, es alumna de nuestra formación online en Activación Conductual para la Depresión, cuyo contenido le ha resultado de valor para la elaboración de su trabajo. Dado que es un tema tremendamente interesante y que ella se ha mostrado totalmente dispuesta, hemos querido compartir contigo esta entrevista que pudimos hacerle.

TerapiasContextuales.Com: ¡Muchas gracias por dedicar tu tiempo a contestar esta entrevista, Andrea! La verdad es que nos llamó mucho la atención -y nos encantó- que te sirviera para realizar tu trabajo fin de máster. Para comenzar nos gustaría conocer un poco de tu perfil académico-profesional, en relación a aquello que te llevó a elaborar tu trabajo sobre este tema, ¿qué nos puedes decir sobre ello?

Andrea: Muchas gracias a vosotros. El tema de AC para depresión surgió conversando con mi tutor del centro de prácticas del Máster en Psicología General Sanitaria, el psicólogo Francisco Vinués. A los dos nos interesaba la eficiencia terapéutica, y hablando sobre los beneficios de la AC fue él el que me sugirió la posibilidad de realizar mi TFM sobre ello en el mismo centro. Me pareció una idea estupenda y prometedora, ya que recientemente venía de realizar un taller con el Dr. Jorge Barraca y de comenzar vuestro curso online, ambos de AC. Por otro lado, también había realizado intervención en pacientes depresivos y estaba segura de que el modelo contextual iba a serles de gran ayuda.

TC.COM: ¿Qué te llamó la atención exactamente del modelo de Activación Conductual?

Andrea: El abordaje de la AC me resulta sumamente necesario para que la persona comprenda qué le está sucediendo y por qué. Muchas veces tengo la sensación de que los pacientes no acaban de comprender por qué están en esa situación o les sucede lo que les sucede. En cierto modo, suele existir cierto telón invisible entre terapeuta y paciente, sin embargo, la AC rompe radicalmente esta distancia devolviendo al paciente su papel protagonista haciéndole conocedor y partícipe de su propia situación. La contemplación de la depresión desde el enfoque contextual produce un entendimiento en el individuo sobre su propio sistema, ayudándole en la prevención de futuras recaídas. Con este enfoque surge la despatologización, la cual me parece sumamente interesante e imprescindible. Creo que en nuestra sociedad se priorizan las emociones positivas, en vez de la aceptación de todos los eventos como parte inherente de la propia naturaleza. Esto es peligroso, ya que cualquier situación normal se puede etiquetar como patológica, y lo que es peor, ser asumida como tal sin ningún tipo de cuestionamiento. Entender esto y cómo las conductas que la persona afronta son las que mantienen la depresión se consigue gracias a la AC. Que un modelo tan aparentemente sencillo y eficaz, y mejor aceptado por los clientes, presente unos resultados similares a los antidepresivos, ya da mucho que pensar.

TC.COM: ¿Dirías que los principios de Activación Conductual son aplicables a cualquier problemática psicológica, o piensas que diferentes problemas necesitan diferentes abordajes?

Andrea: Considero que el abordaje de la AC contempla el sistema funcional del individuo, y eso siempre es importante para tratar cualquier problemática o situación. Existen múltiples publicaciones donde se ha probado la AC en diferentes patologías con resultados muy alentadores, como en ansiedad, abuso de sustancias, depresión en cáncer o casos clínicos de esquizofrenia paranoide, entre otros; también se han estudiado sus diferentes formatos de aplicabilidad, como en soporte informático o de telesalud para tercera edad, y se ha utilizado junto a otros componentes, como con vitamina D mediante exposición solar o junto a módulos de Mindfulness (ACM) en atención primaria. La AC también ha sido probada con efectividad en mujeres con premenopausia en su satisfacción sexual, y en contextos no clínicos como en el incremento de actividades concretas en estudiantes universitarios sin diagnóstico, lo que implica que la AC también tendría un uso más allá del área clínica.

TC.COM: Centrándonos ya en tu trabajo fin de máster, siguiendo un poco la estructura del mismo, ¿qué antecedentes consideraste importantes para delimitar la temática?

Andrea: Lo más importante fue diseñar previamente el programa de intervención, basado en parte en el protocolo de Jorge Barraca y Marino Pérez, los cuales fueron debidamente citados en el trabajo. Estructuré un programa de varias sesiones, a razón de una por semana, y preparé y estudié todo el material para repartir y trabajar. También escogí un grupo control para aumentar la calidad del trabajo y fui cautelosa controlando ciertas variables que podían contaminar la muestra, como los criterios diagnósticos de inclusión de depresión mayor o que fuera yo la única terapeuta que realizara la intervención. En todo momento me documenté de toda la bibliografía posible sobre teorías contextuales para delimitar la práctica y hacerlo lo mejor posible.

TC.COM: ¿Cuáles fueron los objetivos?

Andrea: El objetivo principal fue desarrollar y adaptar un programa de AC y estudiar los efectos producidos por la intervención en pacientes depresivos. También contemplé objetivos secundarios, aunque no menos importantes, como el informar a los participantes de la naturaleza de su depresión o estudiar las diferentes variables relacionadas con la AC.

TC.COM: A la hora realizar el proceso de elaboración, ¿qué dificultades encontraste y cómo las superaste?

Andrea: Lo cierto es que tanto en la preparación del programa como en la intervención no encontré ninguna dificultad reseñable, pero sí destaco el trabajo que supuso y la necesidad de atender a múltiples variables de manera constante. Considero que el trabajo del terapeuta en AC requiere de cierta pericia, ser ágil y consciente en todo momento de validar y motivar, fomentar la activación y la autonomía de cada participante, trabajar entre sesiones y llevar siempre el material preparado, además de ser buen conocedor de las teorías contextuales.

TC.COM: ¿Qué componentes de la intervención te resultaron más eficaces?

Andrea: El propio autorregistro, aparte de ser un buen instrumento de evaluación, me parece muy útil para los participantes. Incluso me pidieron copias para llevarse a casa al finalizar la intervención y así seguir descubriendo conductas y estados de ánimo asociados. Para la primera sesión psicoeducativa diseñé unas diapositivas y un pequeño dosier para que se llevaran a casa, al igual que en la última sesión, la cual la enfoqué a la prevención del estado depresivo (preferí no utilizar la palabra recaídas). Creo que el material es importante porque les hace recordar y trabajar entre sesiones. También me parecieron muy eficaces los ejercicios de atención a la experiencia; no obstante, quizá el componente más motivador de la AC para cada cliente sea el propio refuerzo de haber logrado la meta semanal propuesta. Para ello es muy importante que esta sea alcanzable, como bien se explica en la teoría o en vuestro curso.

TC.COM: ¿Qué tal resultó la experiencia para ti y para los clientes?

Andrea: La experiencia fue muy emotiva y enriquecedora para todos. Los clientes manifestaron encontrarse mucho mejor con el transcurso de la consecución de las actividades significativas. Según iban consiguiéndolas fueron comprendiendo el mecanismo de su estado depresivo. Por ejemplo, una persona empezó a animarse a hacer repostería en su casa, algo que resultaba importante para ella, pero le costaba hacer. Al finalizar el programa ya había hecho un cursillo presencial y se había apuntado a uno profesional de cocina. Luego me enteré que tuvo entrevistas de trabajo y le iba muy bien, estaba muy contenta. Ese es un ejemplo representativo de cómo la AC trabaja.

TC.COM: Por último, ¿alguna sugerencia o consejo que puedas ofrecer a cualquier estudiante que esté realizando su trabajo fin de máster?

Andrea: Les transmitiría que lo plantearan como una gran oportunidad de realización personal. Es una gran suerte poder realizar un trabajo de este calibre como estudiante, ya que se ponen en práctica muchas herramientas y habilidades, tanto teóricas como prácticas. Es muy satisfactorio obtener el fruto y ver cómo otros profesionales lo valoran; además, el TFM puede servir como comienzo de una tesis doctoral o para presentar en congresos y publicar en revistas científicas, sirviendo a la comunidad.

TC.COM: ¡Muchas gracias por tus respuestas, compañera! Para contactar con Andrea en relación a su trabajo, podéis escribirle a andreavb.consulta@gmail.com

Andrea: Muchas gracias a vosotros, ha sido un placer aprender de vuestro curso y poder compartir esta experiencia.

Andrea ha cursado nuestra formación online en Activación Conductual para la Depresión: lecciones teóricas, role-playing, manuales, supervisado por el Dr. Marino Pérez-Álvarez, con certificado sin coste adicional, clases en vivo programadas... Matricúlate ahora haciendo click en la imagen.

#activaciónconductual #depresión #entrevista #psicología #contextual #conductual

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga