• TerapiasContextuales.Com

Trabajando con personas que sufren estigmatización y/o juicio social: experiencia y sugerencias




En nuestro trabajo como profesionales de la salud psicológica vamos a hablar con personas fruto del entramado social al que pertenecemos y, a la vez, también nosotrxs pertenecemos a dicho entramado y somos fruto de ello.


Recuerdo a Ana, una chica perteneciente al colectivo gitano que recientemente había entrado en contacto con su sexualidad y había empezado a sentirse atraída por chicas. Era una chica joven, de 19 años, y venía a consulta por sugerencia de su cuñado, payo (quien no pertenece al colectivo gitano): su hermana y él se habían ido a vivir fuera del núcleo familiar y Ana pasaba cada vez más temporadas con ellos, quienes querían que tuviera estudios superiores y se desarrollase profesionalmente.


La conversación empezó de la siguiente manera:


Hola Ana, encantado, cuéntame, ¿en qué te puedo ayudar?

No sé, Luis me ha dicho que venga, dice que estoy mal

Vaya, entiendo que Luis se preocupa por ti, ¿verdad?

Él no sabe, no tiene ni idea.

¿De qué no tiene ni idea?

De nada, no puede tenerla, es payo, como tú.

¿Y qué pasa porque seamos payos?

Que no tenéis ni idea, eso pasa.


Por entonces sabía que la cosa no había ido muy bien pero no entendía del todo porqué… (lo atribuía a su juventud y rebeldía) y ahora con algo más de perspectiva (y errores cometidos…) puedo darme cuenta de lo que estaba pasando: esta persona había estado sometida a unas reglas que se le imponían sistemáticamente, incluso al salir de su núcleo gitano.


Ana pertenece al pueblo gitano, y esto cambia muchísimo las cosas para ella, para su cuñado y para mi: nosotros no pertenecemos al pueblo gitano, y por tanto somos agentes externos, de control aversivo. Por más que queramos, no vamos a poder estar en una situación de igualdad con ella, porque hemos sido moldeados por contingencias y reglas muy diferentes, que literalmente hace que para nosotros la vida sea mucho más fácil en muchos sentidos (con muchos otros desafíos, también, pero esto no se trata de nuestros desafíos, sino de los de ella).


Dado que no podemos cambiar nuestro origen, tenemos que trabajar con ello, y ahora pienso en lo que me gustaría haberle dicho cosas como las siguientes a Ana:


  1. Antes de nada, me gustaría preguntarte sobre cómo te sientes con el hecho de que yo sea payo; sé que esta sociedad nos juzga por nuestro origen, y me preocupa que entre nosotros estemos tensos por esa cuestión, ¿cómo te sientes con esa diferencia entre nosotros realmente?

  2. Sé que tu cuñado es payo al igual que yo también lo soy, y que no te sientes comprendida por él… me preocupa que me puedas ver a mi de la misma manera, voy a dar lo mejor de mi para dejar a un lado mis prejuicios sobre tu origen y tu edad, este es un espacio en el que puedes contar con ello.



Cuando he empleado este tipo de intervenciones, que podríamos etiquetar como sensibles con las diferencias, las cosas han cambiado bastante: como mínimo, la persona que lo recibe puede saber que estamos tratando de hacer nuestro mejor esfuerzo, y que queremos evitar seguir estigmatizando o vulnerando por nuestra posición profesional.


No es raro que nos confiesen que es la primera vez que alguien ajeno les trata con ese cuidado y, cuando las sesiones avanzan y la intervención ha conseguido los objetivos consensuados, siempre he recibido el mismo feedback: “pude sentirme yo mismo/a en la consulta”, “me sentí aceptado/a y reconocido/a desde el primer momento contigo”.


Finalizando el artículo de hoy, aquí van algunas sugerencias en forma de preguntas:


  1. Reflexiona sobre tu papel en la sociedad y el grupo al que perteneces, ¿una minoría o una mayoría? ¿cuáles son tus privilegios? ¿a qué estigma estás sujeto/a?

  2. ¿Cómo te sientes cuando tienes delante a una persona diferente a ti en cualquier faceta?

  3. ¿Cómo podrías hacer sentir más cómoda a una persona que sea diferente a ti?


Si te interesa este tema… tenemos una sorpresa para ti :) ...estate muy atento/a a nuestras redes sociales a partir del 18.


Si te ha gustado este artículo, ¡no olvides compartirlo con compañeros/as a quien aprecies!


84 vistas0 comentarios

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga