• TerapiasContextuales.Com

Familia, contexto y sociedad: una reflexión sobre salud psicológica




Una idea rescatada por los modelos contextuales tiene que ver con el origen y mantenimiento social -antes que individual- de los problemas psicológicos que experimentamos las personas.


Modelos como la Terapia de Aceptación y Compromiso o la Psicoterapia Analítica Funcional suelen ser afines a la concepción de que aquello que es un problema psicológico está en función de la sociedad en ese momento determinado: la depresión de María está socialmente mediada en tanto en cuanto existen predisponentes socialmente determinados (pandemia, despido, manifestaciones, disturbios) que hacen que su experiencia vital sea poco agradable, sumado a estrategias de afrontamiento aprendidas (y casi todo, o todo, lo aprendido es social) que le funcionan a corto plazo y le condenan a largo plazo. Quizás si María estuviera en una sociedad diferente -o en un tiempo diferente- tendría, como mínimo, un problema algo diferente al que presenta en esta sociedad, en este tiempo en concreto.


De esta manera, se propone que un problema psicológico -el sufrimiento de María- no sería algo determinado por ella misma, no es causado por elementos que funcionen mal dentro de ella sino que estos elementos disfuncionales pudieran ser a su vez el efecto del impacto de la sociedad: las manidas distorsiones cognitivas serían antes reflejo de la adaptación a una sociedad depresógena, que síntomas del malestar de la persona.


Esta idea no es realmente propia de los modelos contextuales: ya el análisis de conducta de corte más interconductista y skinneriano lo ilustraba a su manera, así como tradiciones no científicas pero sí humanas y/o espirituales (como la concepción budista de la interconectividad). No estamos aquí en terreno de la también manida evidencia empirica: estamos en un punto intermedio entre la filosofía y la ciencia social, que aportan conocimiento que no debiera ser desdeñado por la persona que se dedique profesionalmente a dar cuenta del sufrimiento de su semejante.


Uno puede llegar, por tanto, a la siguiente reflexión: si el problema es socialmente originado y mantenido, ¿qué poder tiene el individuo? ¿No tendría primero que cambiar la sociedad y convertirse en un lugar-contexto antidepresivo, en el caso de María?


Si bien esto es cierto, también lo es que el espacio terapéutico puede contribuir al cambio de contexto social, aunque quizás con algunos ajustes pertinentes: y es aquí donde entraría la familia o allegados más íntimos de María, como parte de su mundo social-relacional.


Al tener la salud psicológica como un asunto social-relacional antes que individual, al tener la terapeuta una visión amplia sobre cómo el contexto de María incide en su sufrimiento, puede ampliar los agentes terapéuticos e invitar a la consulta a personas del entorno de María, como a su pareja, su mejor amiga o algún familiar, para dialogar entre tres o cuatro sobre el sufrimiento que está experimentando María en este momento de su vida.


Si bien suena algo extraño a las profesionales que pueden estar acostumbradas al formato 1-1, no es ajeno a ninguna profesional el hecho de que el apoyo social es uno de los mejores predictores de la salud psicológica, y esto mismo se puede propiciar de la manera más directa posible en consulta, al invitar a personas para socializar el sufrimiento de María.


No se propone aquí que se dejen de lado intervenciones individuales que han mostrado eficacia -como Activación Conductual para la Depresión-, la idea es aumentar e incluir la dimensión social-relacional (familiar a menudo) en el abordaje del sufrimiento humano, para hacer más probable que el sufrimiento de una persona se pueda diluir y sobrellevar entre las personas que están cerca de dicha persona.


Precisamente con esa intención, para dotar a terapeutas de herramientas que le permitan un alcance social-relacional, hemos desarrollado un Itinerario Formativo en Psicoterapia Contextual, con mención en Infantojuvenil, Parejas y Sociedad. Échale un ojo haciendo click en la imagen:



© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga