• Laura Rato

Complacencia y ambivalencia: Cómo trabajarla en sesión


A veces ocurre que, nos encontramos ante una persona que demanda ayuda u orientación psicológica pero nos entrevistamos con ésta y todo parece estar “correcto”; incluso en la primera llamada puede por un lado, demandar una cita y por otro lado dar la impresión de no estar mal.

En este artículo vas a encontrar un ejemplo de caso en el que ocurre una conducta ambivalente que luego definiremos como complaciente, qué aspectos podemos plantearnos cómo terapeutas contextuales y cómo trabajarlos en consulta.

Descripción del caso y planteamiento de preguntas

Se trata de una mujer en edad adulta que acude a consulta con motivo de no encontrarse bien, comenta estar triste y mal. En la primera valoración se aplican algunas escalas, test y una entrevista (BADS, ERO, Instantánea Vital y entrevista semi-estructurada escrita).

Las puntuaciones en los test (BADS, ERO, Instantánea Vital) reflejan que la persona se encuentra en buen estado, sin aparentes dificultades.

En las respuestas de la entrevista semi-estructurada escrita refiere haber dejado de hacer cosas, por ejemplo, haber dejado de salir con sus amistades, haber dejado de pintar, pensar mucho sobre algunas situaciones, etcétera.

Se observa una discrepancia o ambivalencia entre lo que refleja en los test (cuyas puntuaciones reflejan que la persona se encuentra en buen estado) y lo que dice y cuenta en la entrevista escrita, además de la discrepancia entre los test y el hecho de estar demandando ayuda psicológica.

Con esta información, te planteamos las siguientes preguntas:

1. ¿Qué hipótesis inicial te sugiere el caso?

2. ¿Qué le preguntarías en una primera sesión?

3. ¿Cuáles son las CCRs que inicialmente podemos observar?

4. ¿Cómo trabajaríamos esas CCRs?

Antes de continuar leyendo puedes ir pensando en posibles respuestas.

Posible resolución y pautas probablemente eficaces

1. HIPÓTESIS INICIAL

El motivo de la discrepancia o ambivalencia podría ser que la persona se encuentra mal pero da una impresión, al menos en los test y escalas, de que nada le pasa.

Luego una hipótesis inicial podría ser que esta persona no pueda comunicar abierta y honestamente su malestar. Quizás en su historia de aprendizaje, las expresiones de malestar eran castigadas o sometidas a control aversivo y las expresiones de bienestar (real o no) eran reforzadas. Luego ha aprendido a decir "estoy bien" aún cuando no se sienta así.

2. PREGUNTAS EN UNA PRIMERA SESIÓN

  • ¿Desde cuándo te sucede esto?

  • ¿Te ha pasado algo recientemente a nivel personal, familiar, social, laboral o académico?

  • ¿Has intentado hacer algo para solucionar lo que te ocurre?

¿Qué más le preguntarías en una primera sesión?

3. CONDUCTAS CLÍNICAMENTE RELEVANTES (CCRs)

Aunque las puntuaciones en los test y escalas nos dan información acerca de la persona, queremos resaltar la importancia de trabajar con lo que ocurre en consulta más allá de las puntuaciones o ítems. Por ello, te dejamos una breve descripción de las CCRs y dos ejemplos de CCRs para este caso.

Las CCRs constituyen todo aquello que la persona hace en consulta, delante de la terapeuta que lo observa, y que puede estar potencialmente relacionado con su motivo de consulta, ya sea un reflejo del problema (CCR 1) o una mejoría (CCR 2) en relación al mismo. Es tarea del terapeuta identificar, evocar, moldear, extinguir o reforzar (mediante reforzamiento natural) según qué CCRs.

En este caso tendríamos:

  • CCR1: respuestas de complacencia, de querer agradar, de ocultar su malestar.

  • CCR2: respuestas de mostrar abierta y honestamente sus emociones, su malestar.

Queremos resaltar que las respuestas de complacencia se enmascaran fácilmente, y el/la terapeuta debe estar atento/a y no caer también en esa trampa, de su propia complacencia, por factores contextuales-culturales.

Un ejemplo de esto es si la persona cuenta que a lo largo de la semana se ha sentido mal pero por complacer, por querer agradar y ocultar el malestar, le dice al terapeuta que, a pesar de esto, se va encontrando mucho mejor y que qué bien trabaja el terapeuta. Así, el terapeuta puede caer en la trampa de reforzar esto, dándole las gracias por sus palabras, devolviéndole palabras reforzantes a la persona e incluso podría plantearse espaciar la frecuencia de las consultas.

4. TRABAJO CON LAS CCRs Y PAUTAS DE INTERVENCIÓN PROBABLEMENTE EFICACES

Ahora bien, puede que estés pensando cómo trabajar con las CCRs. Lo primero de todo, es importante tener claro que son “clases de conductas”, no es una única conducta, por lo que hay que estar bien atento/a cuando se den (o se evoquen), tanto las CCRs de tipo 1 como las de tipo 2.

Teniendo en cuenta esto, os dejamos algunos ejemplos para trabajar con las CCRs para este caso en concreto:

  • “Siento que estoy hablando con tu "complacencia", con "tus ganas de querer agradar", "con una parte de ti que oculta tu malestar" y que desde ésta parte me respondes, pero no parece que esté hablando realmente contigo, ¿qué piensas al respecto de esto?”

  • “Si ahora pudieras hacer o decir lo que te diera la gana, ¿qué harías o dirías? Hazlo! Dilo!”

  • “Vamos a colocar en un papel a tu complacencia o ganas de agradar y ocultar tu malestar”. Se escribe en un papel esto y se pone el papel al lado de la persona y cuando le hagamos preguntas o conversemos, se anima a la persona a distinguir cuando habla ella realmente o cuando habla su complacencia."

  • "Ahora nos vamos a colocar de espaldas y tú me vas a hablar de lo que quieras".

Y, hasta aquí la descripción y análisis de este caso.

Esperamos que te haya sido de utilidad y pueda ofrecerte una forma de conceptualizar, operativizar y trabajar ciertas respuestas en consulta.

Laura Rato es Máster en Terapias Contextuales, Psicóloga General Sanitaria y Colegiada A-02948

Si estás interesado/a en saber intervenir de esta manera, échale un ojo a nuestra formación en Psicoterapia Analítica Funcional haciendo click en la siguiente imagen:

#psicología #psicoterapia #analíticafuncional #complacencia

168 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga