• TerapiasContextuales.Com

La metáfora de la tienda de ropa


Hoy publicamos este artículo escrito por Viviana Vasquez, psicóloga que cursa Máster en Terapias Contextuales y realiza las prácticas profesionales con nosotros, ¡la metáfora en acción!

Las metáforas son herramientas útiles en la terapia psicológica, permiten crear analogías de fácil comprensión y promueven el “darse cuenta” desde la mirada del espectador, desde afuera. La metáfora a continuación es de mi autoría y fue pensada como útil en el siguiente caso:

Juan, una persona homosexual de 23 años comenta que se siente triste y decepcionado porque ha salido con varios chicos, con algunos de ellos ha tenido sexo y se siente "mal" por ser "promiscuo", porque realmente lo que él busca es una relación estable, pero se enamora fácilmente cuando le gusta alguien y luego la otra persona no busca lo mismo que él.

T: Juan, qué bonita camisa que traes hoy, ¿es nueva?

P: Sí, me la compre el fin de semana.

T: Está muy bonita. ¿Donde la compraste?

P: En una tienda en el centro, no recuerdo el nombre.

T: Siempre te veo muy bien vestido y con buen gusto. ¿Acostumbras salir a comprar camisas por el centro?

P: Sí, bueno, cuando tengo la posibilidad y la plata voy. (ríe)

T: Cuéntame cómo fue la experiencia de comprar esta camisa, paso a paso.

P: Primero entré y miré qué había en la tienda, fui a la zona de camisas y después me fijé entre las opciones si había algo que me guste.

T: ¿Y cómo sabes si una camisa te gusta?

P: Por sus colores, la forma que tiene y su calidad.

T: Entiendo… y cuando ves la camisa que te gusta, ¿qué haces después?

P: Veo si me queda bien con la ropa que tengo en mi casa y si es de mi talla.

T: Si coincide con algo que necesitas y es de tu talla, ¿La compras?

P: Si es que tengo el dinero para hacerlo lo hago.

T: En este caso tenías el presupuesto, entonces ¿qué hiciste después?

P: Me la probé y como me gustó, la compré.

T: Entonces esta camisa que traes puesta se ajustó a todas tus necesidades, ¿no?

P: Si, esta era la que estaba buscando.

T: ¡Qué bueno! Y normalmente cuando compras una camisa ¿cuánto te dura?

P: Depende del material, si es bueno dura mucho tiempo, incluso años. Pero si no es de buena calidad, no pasa de un par de lavadas.

T: ¿Te fijaste todo el proceso que conlleva comprar una camisa? Bueno en las relaciones amorosas es similar, existe un proceso cuando queremos ver si alguien nos conviene o no. Imagínate que encontrar a una pareja fuera como entrar a una tienda…ingresas en ella, ¿qué harías a continuación?

P: Bueno creo que primero vería qué opciones hay, ver quien me atrae físicamente y me acercaría a alguien que me guste.

T: En las camisas, hablaste de fijarte en sus colores, su material y su calidad, ¿es esto a lo que te refieres?

P: Sí, supongo que sí (ríe), lo primero que me llamaría la atención sería su físico.

T: ¿Y te quedarías solo con eso?

P: No, después me fijaría en cómo es la persona, me gustaría conocerle más, saber cuáles son sus cualidades y defectos.

T: ¿Cómo relacionarías esto de ver si la camisa combinaba con la ropa de tu casa y si tenías el presupuesto para comprarla, con la búsqueda de pareja?

P: Supongo que lo relacionaría con saber si la persona busca lo mismo que yo, si tenemos cosas afines y si podemos tener objetivos en común. Y también, si yo tengo la capacidad (emocional) para entrar en esa relación.

T: Bueno bien, ahora ya has visto la “camisa” que va de acuerdo a lo que querías y está dentro de tus posibilidades, ¿cuál sería el siguiente paso?

P: Pues probar supongo (ríe)

T: ¿Y siempre que te pruebas una camisa te queda bien?

P: Pues no, muchas veces no me queda como pensaba.

T: ¿Puede pasar esto en una relación?

P: Sí, seguro que si, a veces las cosas no funcionan.

T: Claro, no siempre es como pensamos que va a ser, pero… si pruebas y si funciona, ¿qué te gustaría que pase después?

P: Podría vivir junto a esa persona o hasta casarme.

T: Crear un compromiso ¿no? como cuando compras la camisa. Antes te pregunté cuánto podría durar una camisa, ¿qué pasa con las relaciones?

P: Supongo que también dependen de la calidad, de las bases en las que se establece la relación.

T: Eso es verdad, no sabemos cuántos años durará, pero a mayor calidad seguramente durará más tiempo. ¿Qué pasaría si al entrar a la tienda compras la primera camisa que ves, sin fijarte en sus características, talla o precio?

P: Bueno puede ser que me quede muy chica o muy grande, que elija un color que no me quede bien o termine endeudado en algo que no puedo pagar.

T: ¿Y esto en las relaciones cómo sería?

P: No sé, quizás me toque estar con alguien que me quede apretado, que no pueda ser yo mismo, que me controle, que no sea lo que busco, que no quiera lo mismo que yo o que simplemente sea diferente a lo que aparentaba ser.

T: Entonces Juan, ¿cómo actuarías la próxima vez que conozcas a alguien?

El paciente comentó entender muy bien lo que necesitaba hacer y se propuso tomarse más tiempo para conocer a sus parejas, elegir y no solo ser elegido por el otro. Dijo “Es verdad, me toma más tiempo elegir una camisa, que meterme en una relación”, una muestra de que el mensaje ha sido integrado.

Hasta aquí este estupendo artículo en el que nuestra compañera ilustra la manera de utilizar una metáfora para ampliar el repertorio de conducta de la persona, y que pueda así tener comportamientos más flexibles en su día a día.

¡Aprende ahora a realizar metáforas con la consulta de Viviana!

Fórmate online de manera flexible ->

Viviana Vasquez tiene una amplia formación y experiencia en diferentes modelos terapéuticos, y en la actualidad está conociendo la potencia y eficiencia que transmite el modelo contextual con el que puede enriquecer su ya de por si buen hacer en consulta: ¡para nosotros es un placer coincidir con ella!

Podéis consultar su perfil para conocer más sobre ella.

#metáfora #psicoterapia #terapiascontextuales #conductismo

0 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga