• TerapiasContextuales.Com

Terapia Integral de Pareja: un abordaje contextual de los problemas relacionales.


Para los que nos hayáis leído en otras ocasiones, sabéis que la Terapia Integral de Pareja utiliza estrategias de aceptación, tolerancia y cambio para abordar las problemáticas de las parejas, y hoy vamos a tratar el origen de las mismas en una publicación más larga de lo habitual sobre la que discurrir en las vacaciones de Semana Santa.

Ya Christensen, Doss y Jacobson, en la segunda edición del manual Reconcilable Differences (2014) establecían puntos realmente interesantes que provocaban disputas y sufrimiento a las parejas. Muy a grandes rasgos, los autores comentaban que las parejas no discutían por tener diferencias: discutían por la consideración de esas diferencias como problemas. En esa consideración, cada miembro pone en práctica comportamientos que aumentan el dolor y disminuyen el bienestar percibido. Además, como se verá más adelante, una vez el problema se está dando, cada uno va a adoptar una postura al respecto.

En el manual se identifican cuatro causas que provocan malestar en las parejas:

1. Crítica. Lo que para uno puede ser un comentario neutral, para otro puede significar . una ofensa profunda. Ana puede decirle a Juan "sueles tener problemas con los niños", con la intención simple de comunicar un hecho u ofrecer ayuda, y Juan puede tomárselo como un ataque injustificado hacia su rol como progenitor, pensando que Ana es injusta con él dado que todos los padres tienen de vez en cuando dificultades con sus hijos.

2. Exigencia. Alicia le pide a Víctor que se quede con ella el viernes por la noche, renunciando él a la partida de cartas con sus amigos, ya que ella está mala con fiebre. Ella piensa que se sentirá mejor si él la acompaña y la cuida. Víctor, sin embargo, piensa que la petición de ella no tiene sentido: "No soy médico, no puedo ayudarte, además no estás tan mala. ¿Por qué tendría que renunciar a algo que es tan importante para mí tan sólo porque tú te sientas enferma?"

3. "¿Otra vez?". Si Laura siempre llega tarde a sus citas con Carlos, Carlos puede tolerarlo; pero si eso se prolonga, él puede cabrearse. Carlos puede pensar que ella no le respeta en absoluto. Laura puede darse cuenta de ello, aunque se extraña al pensar que también llega tarde con sus compañeros de trabajo y ninguno se molesta tanto como Carlos.

4. Rechazo. Adrián puede rodear con los brazos a Marta como un gesto de aprecio y Marta puede decirle: "ahora no". Adrián pude enfadarse ante su respuesta, diciéndole: "dices que quieres que sea más cariñoso pero cuando lo soy me rechazas…"; "sí, en general, pero ¿no puedes aceptar que no siempre me siento igual que tú o con las mismas ganas de algo?"

En cuanto a cómo se ven ellos mismos en pareja, ocurre algo común a todas las relaciones entre las personas.

Solemos buscar la causa de las cosas que ocurren en nuestras vidas, y cuando esas cosas no nos gustan la búsqueda de la causa se intensifica. Si sabemos la causa de lo que no nos gusta, si lo comprendemos, ganamos control sobre ello, y así podemos evitarlo y prevenirlo en un futuro.

De una manera algo dramática, cuando ocurre algo que no nos gusta empezamos nuestra propia "búsqueda del culpable", dado que la causa o culpa debe estar en algo o alguien. Y en una relación de pareja sólo hay dos posibles culpables.

A la hora de explicar la causa de lo que nos ocurre, las investigaciones han constatado dos fenómenos:

  • Cuando explicamos nuestras acciones en un conflicto, tendemos a poner la causa "fuera" de nosotros. "Llegué tarde porque tuve que pararme con un conocido" o "no cogí tu llamada porque el teléfono estaba en silencio".

  • Cuando explicamos las acciones de otro en un conflicto, tendemos a poner la causa "en él". "Llegó tarde porque es un desconsiderado" o "no cogió el teléfono porque no le importas".

En una relación de pareja, el procedimiento no es diferente. "Si molesto a mi pareja no ha sido queriendo y tampoco realmente podría haber hecho algo para solucionarlo" VS "mi pareja me ha molestado porque simplemente no me ha tenido en cuenta y seguramente podría haberlo evitado si hubiese querido".

"Todo es tu culpa"

EL VEREDICTO

Si se le olvidó algo que le dijiste es que no te presta atención, si no te besa es que no te quiere. Además, si tu pareja hace algo mal en el presente, recordamos todas las otras veces en que lo hizo mal en el pasado (aunque sean realmente pocas), por lo que el juicio ya no sólo incluye la falta actual sino los crímenes del pasado. Y todo juicio facilita una condena: como mínimo, que se disculpe, y además, que cambie.

"Tienes un problema"

EL DIAGNÓSTICO

Si no quiere socializar con tus amigos algo va mal con su timidez o sociabilidad, si no quiere tener sexo contigo es que tiene un problema sexual, si no le apetece viajar tanto como a ti es que le cuesta abrirse a las experiencias. Algo va mal, no es que sea malo, es que "algo le pasa". Algo que debe ser solucionado, algo que debe ser cambiado. Y él debe reconocerlo y querer cambiar, querer tratarse de su enfermedad que hace que no sea como tú quieres.

"No eres suficientemente bueno"

EL RENDIMIENTO

Si tu pareja es poco cariñosa y la pareja de un amigo es muy efusiva, la nuestra está por debajo de la media; si el novio de nuestra compañera le acompaña a todas partes el nuestro puede parecernos poco comprometido al elegir otros planes en vez de acompañarte. Cuando nos fijamos "cómo debe ser mi pareja" establecemos una unidad de medida. Y si nuestra pareja puntúa bajo, querremos que puntúe alto. Querremos que mejore su rendimiento, queremos que cambie para ser una buena pareja.

"Pobre de mí"

LA VÍCTIMA

Laura es una persona sociable, y le gusta quedar y salir, conocer gente y relacionarse. Pedro no es tan sociable, y prefiere quedarse en casa muchas veces, con lo que Laura está de acuerdo. Pero Pedro puede sentirse inseguro y abandonado antes las locuras de Laura que nunca para y siempre prefiere estar con otros. Si Pedro se lo dice, ella podría sentirse atacada, ya que no se emborracha ni tontea con otros. Pedro se siente víctima de la actitud libertina de Laura (y por tanto de ella), y ella también puede sentirse víctima de la inseguridad de él (y por tanto de él).

"Pobre de él"

EL LASTRE

El ejemplo de antes ilustraba una situación "villano-víctima" típica, y si ambos adoptan el rol de víctima será difícil que alguien de un paso hacia la solución. Pero cuando acusamos al otro también surge la duda de si nos hemos equivocado al elegir o si somos nosotros los que sacamos lo peor de esas personas. Quizás somos unos "lastres" y participamos en las dificultades de nuestra pareja, propiciándolas hacia nosotros.

"Soy realmente horrible"

LA CONDENADA

Muchas veces podemos llegar a pensar que realmente somos nosotros los que estamos mal. Si Andrea no muestra interés sexual en Antonio, él puede sentir que es un ser muy despreciable, ya que ni siquiera quien le quiere tiene el deseo de tener sexo con él.

Con estas notas del manual original de 2014, un terapeuta de pareja puede hacerse una idea del origen de los problemas que las personas van a presentar, y estar atento a discriminar cuándo ocurre en sesión para trabajarlo en el momento.

Si quieres formarte como terapeuta de pareja y valoras tu tiempo, si no quieres estar pendiente de plazos de entrega y quieres avanzar a tu ritmo en una formación totalmente online con vídeos didáctico teóricos y de role playing, ¡nuestra formación es para ti!

Y como siempre, ¡gracias por leernos! 😊

¡Fórmate ahora en Terapia Integral de Pareja! Haz click en la siguiente imagen :)

#terapiaintegraldepareja #relaciones #terapiadepareja #contextual

168 vistas

© TerapiasContextuales.Com, Todos los derechos reservados. MÁLAGA.

info@terapiascontextuales.com   |  633 84 44 38   |   Málaga